Ago 29 2008

Las cinco disfunciones de un equipo

Categoría: Equipos, LibrosJuan @ 1:16 pm

Las cinco disfunciones de un equipo

Trabajar bien en equipo es difícil, perdón, muy difícil.

Un equipo no es solamente un grupo de individuos trabajando juntos por una meta común, hay mucho más detrás. De hecho, uno de los mayores problemas que un equipo puede tener es el que sus miembros trabajen sólo individualmente dentro del equipo, es decir, tener un equipo de cara a la galería pero trabajar individualmente internamente. O lo que es lo mismo “Tú tienes TUS tareas y yo las MÍAS. Punto.” cosa que, por cierto, he visto más de una vez.

Los equipos toman mucha más importancia en las metodologías ágiles que en las “clásicas” (véase cascada, modelo en V, etc). Diría, incluso (y sin él), que el equipo es lo más importante.

Esto viene, básicamente, de uno de los principios firmados en el manifiesto por el desarrollo ágil, “Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas“. Es decir, trabajo en equipo “de verdad” donde los miembros están juntos, interactúan cara a cara lo máximo que sea posible, dialogan, discuten, bromean, se ayudan y se esfuerzan por alcanzar un meta común (la del equipo) y no por una meta individual. Un equipo cohesionado puede lograr cosas inimaginables por individuos trabajando por separado. Esto es un hecho.

Pero me estoy yendo de madre y como diría el autor del libro que quiero comentar si fuera Francisco Umbral, “yo he venido aquí a hablar de mi libro”.

Las cinco disfunciones de un equipo: una fábula de liderazgo” da un modelo para reconocer y resolver las cinco mayores disfunciones que un equipo puede tener según el autor, Patrick Lencioni, para convertirse en un equipo magnífico. La originalidad del libro viene en que el autor cuenta una historia (que ocupa la mayoría del libro) sobre un equipo de directivos para dar a conocer las disfunciones y cómo tratarlas de una manera práctica. Después de la historia, el autor desarrolla de una manera simple el modelo y las disfunciones, formas de reconocerlas y de como atacarlas.

Las disfunciones, simples y obvias a simple vista pero que no lo son tanto en el día a día de un equipo, son las siguiente (explicadas muy brevemente):

  • Falta de confianza en los compañeros con los que no se quiere compartir o entrever los puntos débiles o errores ya que podrían ser utilizados en contra.
  • Miedo al conflicto, ya que hay falta de confianza en el equipo, esto puede derivar en no querer discutir ideas para evitar la confrontación. Así, muchas ideas se quedan en el tintero o los comentario con respecto a algún tema cambian según el receptor.
  • Falta de compromiso. Puesto que los temas no se discuten apropiadamente y las ideas no se comparten por el miedo al “qué dirán”, los miembros del equipo tienden a no comprometerse con las decisiones ya que o tienen ideas distintas o las elegidas no han sido adecuadamente expuestas.
  • Miedo a pedir responsabilidades. Al no haber confianza ni compromiso y evitando además los conflictos, los miembros del equipo son incapaces de pedir responsabilidades a otro miembro aunque éste esté perjudicando a los demás con sus decisiones o actos.
  • Falta de enfoque en los resultados. La última disfunción se basa en tener los resultados individuales (reconocimiento, sueldo, ego, etc) por encima de los resultados del equipo ya que por las disfunciones anteriores no hay un sentimiento de equipo.

El autor menciona que este modelo es aplicable a cualquier (o casi) tipo de equipo. Quizá por esto he echado en falta alguna referencia a la importancia de la cultura en los equipos. Lo que quiero decir es los equipos que practican las metodologías ágiles están (o deberían) compartiendo sitio físico (los miembros de los equipos no están en oficinas individuales) y, además, estas metodologías fomentan muchísimo la comunicación e interacción cara a cara. Por esto, el cómo dirigirse a una persona (o lo que se puede esperar de ella) que tenga una cultura en la que la jerarquía sea muy importante, por ejemplo, debería diferir de cómo dirigirse a otra persona donde la jerarquía carezca de importancia.

Cada día que pasa veo que las ciencias sociales tienen más y más importancia en el desarrollo de software y mucho más desde la “llegada” de las metodologías ágiles. Pero esto es otra historia y la entrada ya se ha hecho demasiado larga…

Etiquetas: ,

Leave a Reply